inmo empleo motor otros Haz click aquí para ver la última edición Haz click aquí para suscribirte gratis

COSMÉTICA ONCOLÓGICA

¿Es realmente importante mantener la piel sana durante un tratamiento oncológico, o es solamente vanidad?

S.G. 05/03/2015

El tratamiento del cáncer incluye normalmente efectos colaterales bastante negativos, la radio y la quimioterapia afectan la piel desde el exterior, cuando ha sido usada como un pasillo para la radiación y desde el interior, cuando la piel reacciona a la radiación dispersa. ¿Cómo pueden medidas de cuidado de la piel minimizar los efectos negativos de la terapia? ¿Qué tipo de medidas preventivas son asequibles?

Algunos datos. Se calcula que en España hay 1,5 millones de enfermos de cáncer, y hay 200.000 nuevos enfermos cada año. Casi todos los casos serán tratados con quimio y/o radioterapia. Entre los pacientes que recibirán estas terapias, todos sufrirán algún tipo de reacción dermatológica adversa.


 

Antes del tratamiento la mayor parte de los pacientes no son advertidos de los efectos dermatológicos adversos, el impacto psicológico, la carga económica, que lleva incluso a la interrupción del tratamiento anticancerígeno.
Tratar la piel es importante. Es el mayor órgano sensorial del cuerpo, protege contra ataques externos y la penetración de microorganismos, es una barrera efectiva contra la pérdida de agua, regula la temperatura del cuerpo, y produce vitamina D. Aproximadamente el 50% de los pacientes de cáncer recibe radioterapia. La dermatitis de radiación ocurre en hasta el 78% de pacientes de cáncer de mama.
Solo el 8% de pacientes con efectos dermatológicos colaterales verán un dermatólogo durante su tratamiento de cáncer. Los pacientes de cáncer necesitan ver un dermatólogo con urgencia cuando se presentan los efectos colaterales: erupción acneiforme (afecta al 80-90% de los pacientes), fisuras de piel seca, síndrome mano/pie, descamación húmeda.
Los oncólogos generalmente no refieren pacientes a dermatólogos: los efectos no se ven como amenazas de vida o muerte, más bien como señal que el tratamiento “funciona”. La espera para ver un dermatólogo tampoco ayuda, lo que deja a los pacientes a merced de alguna crema en farmacia, internet, remedios folklóricos, personal sin experiencia en terapia de cáncer o efectos colaterales dermatológicos, todos con un alto potencial de causar irritación adicional, inflamación y riesgo aumentado de pigmentación e infecciones secundarias. A menudo se recomienda a los pacientes que se compren y apliquen aloé vera, para combatir irritación y sequedad pero el aloé que se compra en las tiendas puede contener parabenes y alcoholes, lo que pica, quema e irrita más aún la piel. Productos con preservantes, colorantes, emulsificadores, fototóxicos, y perfumes son recomendados a veces sin pensarlo dos veces. Profesionales no familiarizados con el problema pueden recomendar tratamientos antiacnéicos para la erupción acneiforme, lo que es inadecuado, ya que esto no es acné.
El propósito debe ser siempre prevenir los efectos colaterales antes que comience la terapia, apoyar la barrera de la piel durante y después del tratamiento.

Estética Científica SOFÍA. C/ Doctor Melis, 6. Piso 1. Grau de Gandia. Tel. 658 171 401

Enviar   Imprimir  



Añade un comentario a esta noticia

Tu comentario
 
Nombre - Obligatorio
 
Correo electrónico (no se mostrará) - Obligatorio
 


Política de privacidad | Aviso legal | Contacto | Publicidad
© Media Serviocio Safor, S.L. - Paseo Germanías 3,1-1 - 46702 - Gandia (ESPAÑA) - Tel. 96 296 62 09

invisible escapades pocket indispensable saforguia

Entrar