inmo empleo motor otros Haz click aquí para ver la última edición Haz click aquí para suscribirte gratis

PP y PSOE se alían en Gandia para defender la ampliación del puerto

El Gobierno local pide al Ministerio de Medio Ambiente que el dique norte del puerto tenga una playa abrigada y que la escollera sur en la desembocadura del río Serpis se transforme en un tómbolo exento que permita atrapar sedimentos para luego trasvasarlos a las playas del sur. El Bloc-Verds-Compromís per Gandia rechaza de forma íntegra la infraestructura portuaria prevista, en la misma línea que seis ayuntamientos de la Safor: Oliva, Guardamar, Daimús, Bellreguard, Miramar y Piles. La patronal FAES también dice sí al megaproyecto.

J.C. 13/10/2011

  
Dos perspectivas del puerto de Gandia, con el dique norte.  / S.G.

Faltaba conocer su opinión, aunque estaba claro: el Gobierno de Gandia, del PP, y el principal partido de la oposición, el PSOE, están a favor del anteproyecto de ampliación del puerto, según han constatado esta mañana en la comisión municipal de Urbanismo, en la que el Gobierno local ha enviado su dictamen de alegaciones a la Autoridad Portuaria de Valencia.

Las principales alegaciones se centran en pedir que se disminuya la superficie de la playa artificial (que dificulta las corrientes marinas) y que el dique sur no se construya junto a la desembocadura del río Serpis, sino exento, como una isla.

El Ministerio de Medio Ambiente mantiene abierto el periodo de exposición pública del anteproyecto de ampliación, tras modificarse para adecuarlo a una segunda declaración de impacto ambiental.

La delegada de Urbanismo, Clara Carbonell, considera que “tanto la zona deportiva como el puerto comercial de Gandia deben disponer de los equipos logísticos y de las instalaciones más modernas”, para hacer frente a la competencia de los operadores portuarios globales.

Carbonell matiza que esta ampliación “debe afectar lo menos posible a la regresión de las playas del sur”, por lo que el Gobierno local, que se apoya también en estudios del Laboratorio de Puertos y Costas de la Universitat Politècnica de València, propone dos medidas.

En primer lugar, que la marina con relleno artificial se apoye en el dique norte, con lo que se mejoraría su impacto visual. “El diseño del espigón y la alimentación artificial prevista deberían reducir sus dimensiones y anchura hasta lo estrictamente necesario”.

En segundo lugar se plantea, en vez de la prolongación al sur del puerto el espigón de encauzamiento del río Serpis en su margen derecha, un dique exento, como una isla, “que actuaría de barrera y trampa de sedimentos para su posterior trasvase a las playas del sur del puerto”.

El Gobierno de Gandia reconoce que las obras “supondrán la reducción del paso natural de sedimentos a las playas del sur”, pero añade que la solución para evitar la regresión “no debe pasar por la extracción y aportación sistemática año tras año de arena desde las zonas excedentarias a las deficitarias”, motivo por el que propone el tómbolo junto al Serpis y pide además que construyan varios diques en las playas de estos municipios afectados.

El Grupo Municipal Socialista también defiende el proyecto. Su portavoz, José Manuel Orengo, considera que es “el más importante para el futuro turístico y comercial de Gandia será un gran motor económico en la comarca y, por lo tanto, no puede retrasarse más”.

Orengo ha desmentido que este proyecto perjudique a las playas del sur de la comarca. “Lo que necesitan las playas del sur -señala Orengo- es una aportación masiva de arena que haga que dejen de ser regresivas. Una situación que para el portavoz socialista ya estaba clara y que ahora, incomprensiblemente, los municipios cambian su opinión al respecto y mezclan dos aspectos que no tienen relación entre sí.

Por su parte, el Bloc-Verds-Compromís per Gandia presenta unas alegaciones por separado como partido en las que pide la retirada íntegra del proyecto, tal como lo están acordando en diferentes plenos o comisiones los ayuntamientos de Oliva, Guardamar de la Safor, Daimús, Bellreguard, Miramar y Piles.

En la defensa del megaproyecto también se ha posicionado la patronal comarcal, FAES. En un comunicado, FAES considera además que la actividad del puerto “se verá reforzada con la construcción del acceso sur”, la N-337, actualmente en fase de redacción por parte del Ministerio de Fomento.

FAES considera “fundamental el éxito de una óptima planificación portuaria que garantice la competitividad del puerto y el crecimiento empresarial de la comarca”.

Más amarres
El anteproyecto de la Autoridad Portuaria de Valencia contempla la construcción de 550 nuevos amarres y más espacios comerciales en una playa artificial de 85 metros de ancho. Todo ello conllevaría hacer dos nuevas escolleras, una en el norte y la otra en la desembocadura del río Serpis, con lo que impediría la visión del horizonte marino, sobre todo desde la playa de Venecia y de Marismas de Rafalcaid.

Un estudio realizado por el catedrático de Puertos de la Universidad Politécnica de Valencia José Serra indica que las playas del sur han perdido en la última década entre 200.000 y 270.000 metros cúbicos de sedimentos.

Se calcula que la ampliación del puerto agravaría la erosión de las playas del sur con un 20% menos de aportación de sedimentos y en 18.500 metros cúbicos de déficit de arena.

Las futuras obras del espacio portuario están valoradas en unos 100 millones de euros, con lo que es poco probable que se ejecute en estos tiempos de crisis económica.

Enviar   Imprimir  



Añade un comentario a esta noticia

Tu comentario
 
Nombre - Obligatorio
 
Correo electrónico (no se mostrará) - Obligatorio
 


Hover here, then click toolbar to edit content
Política de privacidad | Aviso legal | Contacto | Publicidad
© Media Serviocio Safor, S.L. - Paseo Germanías 3,1-1 - 46702 - Gandia (ESPAÑA) - Tel. 96 296 62 09

invisible escapades pocket indispensable saforguia

Entrar