inmo empleo motor otros Haz click aquí para ver la última edición Haz click aquí para suscribirte gratis

5 cosas que todos deberíamos saber sobre la hipnosis

-

Isabel Barrado 17/03/2015

1) Es muy antigua
La hipnosis es tan antigua como la humanidad. Se ha practicado en ritos ceremoniales (cantos, bailes y rituales). Las primeras manifestaciones se realizaron en forma de autohipnosis donde se insensibilizaba el dolor. Hay vestigios de estas prácticas hipnóticas en el antiguo Egipto. Aunque fue un médico alemán Franz Anton Mesmer quien con lo que él denominaba “magnetismo animal”, comenzó a sentar las bases desde una visión más científica, lo que hoy en día conocemos como hipnosis. Un cirujano escocés James Braid, tras algunas experiencias con familiares, desarrollaría la hipnosis por allá en el 1842. Él realizaba fijación sostenida de la mirada, pesando que ésa persona se le paralizarían los centros del sistema nerviosos a través del nervio óptico. Como creía que el estado de sueño era lo que realmente ocurría en hipnosis, le bautizó con “hipnotismo”, en nombre del dios griego del sueño “Hipnos” (Figura 1). Al amparo de la “nueva ciencia” mecanicista, cayó en olvido y no fue hasta mediados del siglo XX cuando se produjo un renacimiento de ésta técnica en EEUU, gracias al médico Milton H. Erickson, que con su particular práctica personal, realizo demostraciones de las posibilidades que ésta técnica tiene para mejorar diferentes trastornos y patologías, somáticos y anímicos de los pacientes que él trataba. Hasta llegar a nuestros días, donde la hipnosis se realiza con el apoyo más científico, que en ninguna otra época.
 


2) ¿Qué es la hipnosis?
Al igual que ocurre con nuestra consciencia, o el dolor, la hipnosis es una experiencia personal, difícil de describir. En términos generales, la hipnosis es un proceso mental donde se experimentan una modificación en la atención (más focalizada), en las percepciones sensoriales (más sensibilidad) y una alteración del tiempo (no saber exactamente cuánto tiempo ha transcurrido). También se eleva el umbral de la percepción del dolor, esto concuerda en los efectos analgésicos conocidos desde los tiempos más remotos.
Consta de dos procesos, la inducción y la sugestión. Las instrucciones que da el hipnoterapeuta para que la persona alcance ése estado mental de concentración, es lo que se le denomina inducción. A ése característico estado de focalización se le llamaba antiguamente trance hipnótico, ahora ya no se le denomina así pues no hay nada misterioso, ni mágico, ni ningún trance. La sugestión que se realiza en Hipnosis Profesional, se compone de las técnicas psicológicas más avanzadas para poder superar traumas, ansiedades y depresiones, elevar la autoestima y solucionar aquellos trastornos psicológicos que estén alterando la vida de las personas.
Cualquier persona es hipnotizable, puesto que cualquiera puede escuchar y concentrarse. El 90% de las personas lo encontrarían relativamente fácil, sólo un 10% podría notar dificultades, aunque con tiempo y relajación, pueden llegar a esa plena concentración.

3) ¿Qué pasa en el cerebro y el cuerpo cuando se está hipnotizado?
Las personas suelen confundir el proceso de hipnosis con el sueño, porque las personas están con los ojos cerrados y sus cuerpos están muy relajados, sin embargo, no están durmiendo. Esto se puede comprobar mediante un electroencefalograma, que marca claramente el estado del sueño y la vigilia. Durante la hipnosis no se encuentra en ninguno de estos dos parámetros, por lo tanto es muy diferente a ellos. Ni se está dormido, ni despierto. En hipnosis se activan zonas del cerebro, como la corteza cingular anterior, relacionada con la atención, el control cognitivo y otras zonas para la producción de imágenes mentales. También surgen cambios en el organismo, como una bajada de la tasa cardíaca, bajada también en la saturación de oxígeno. Disminuye la presión sanguínea y se reduce el tono muscular.
 

4) Mitos, falsedades y verdades sobre la hipnosis
La neurociencia carece de una teoría satisfactoria que explique la hipnosis. Tal vez por eso se ha extendido unas falsas creencias, complicándose aún más con las películas surrealistas sobre la hipnosis y aquella parte de la magia, llamada mentalismo donde se proyecta una estereotipada actuación escénica.
La falsedad más extendida es que se anula la voluntad de la persona sometida a hipnosis, que se convierte en una especie de autómata capaz de hacer el ridículo o llevar a cabo incluso actos delictivos. Esta creencia es completamente falsa, no hay evidencia alguna de esto ni de que quedará “enganchada” y estará a merced del hipnoterapeuta.
Es falso también que una persona bajo hipnosis diga siempre la verdad o sea imposible que mienta. Se puede mentir igual, tanto en el proceso hipnótico como en vigilia. Ha sido muy controvertido el uso de la hipnosis para acceder a recuerdos supuestamente reprimidos de supuestos maltratos o abusos de menores, pues se comprobaron la facilidad de inducir falsos recuerdos.
Bajo hipnosis no se pueden dar reacciones inusuales, excepcionales, ni mágicas. Todo lo que sucede en hipnosis está entre nuestras capacidades. No puede proporcionar nuevas destrezas, ni mucho menos volvernos seres con capacidades extrasensoriales.
La Hipnosis no es ninguna terapia, es un protocolo técnico dirigido tanto a la re-estructuración de la cognición humana, como al moldeado de su conducta. Lo que de verdad aporta soluciones no es la hipnosis, si no las técnicas resolutivas, de exposición y afrontamiento realizadas dentro de este estado. Por eso los problemas no se resuelven CON la hipnosis, se resuelven EN hipnosis.
La hipnosis es una técnica no invasiva sin efectos secundarios. Es un método saludable y natural que se basa en una relajación profunda. La mayoría de las personas que lo utilizan notan los cambios en las primeras sesiones. La hipnosis, exceptuando que esté inapropiadamente guida, no agrava las disfunciones “latentes” en las personas, todo lo contrario, ya que se induce a través del bienestar, claramente inhibidos de la ansiedad.
La Hipnosis Profesional no es una cura milagrosa, ni mágica. Es un método desarrollado científicamente, una técnica muy potente que originalmente proviene de la psicología cognitiva y la psicología conductual, que se ha especializado a lo largo de los años y facilitado por expertos profesionales de la hipnosis. En la actualidad es una disciplina absolutamente independiente de cualquier otro tipo de técnicas, como puede ser la psicología, la psiquiatría o la medicina.

5) Entonces, ¿para qué sirve la hipnosis?
La focalización terapéutica o hipnosis tiene infinitos usos, la gran mayoría se centra en utilizar los recursos mentales que ya tenemos, pero que no los hemos dinamizados. Es especialmente útil para:
1. Trastornos emocionales: ansiedad, depresión, miedos, insomnios y fobias.
2. Trastornos de estrés postraumáticos.
3. Trastornos adictivos: tabaquismo, alcoholismo.
4. Trastornos alimentarios: anorexia, bulimia, obesidad 5. Trastornos sexuales: anorgasmia, vaginismo, aversión.
6. Salud física: diferentes síndromes donde se involucre el estrés, el sistema inmunológico, síntomas somáticos.
7. Autoestima: su falta o su desregulación.

Isabel Barrado. Especialista Hipnosis Clínica (UAL). Experto Univ. Psicopatología y Salud (UNED). Desde 2009 directora del Centro Profesional de Hipnosis http://www.hipnosisgandia.es - Desarrollo y crecimiento personal. Entrenamiento mental Mindfulness. (MBSR). Tel. 610 444 439. http://www.vivirsinestres.es

Enviar   Imprimir  



Añade un comentario a esta noticia

Tu comentario
 
Nombre - Obligatorio
 
Correo electrónico (no se mostrará) - Obligatorio
 


Política de privacidad | Aviso legal | Contacto | Publicidad
© Media Serviocio Safor, S.L. - Paseo Germanías 3,1-1 - 46702 - Gandia (ESPAÑA) - Tel. 96 296 62 09

invisible escapades pocket indispensable saforguia

Entrar