inmo empleo motor otros Haz click aquí para ver la última edición Haz click aquí para suscribirte gratis

Gandia exhibe un nuevo tesoro de las clarisas

Una exposición en la Casa de Cultura de Gandia muestra las pinturas murales de la antigua Sala Capitular. Los frescos se salvaron de la demolición del convento en 1972, se trasladaron a lienzos y ahora han sido restaurados por el equipo de Vicent Pellicer. Las piezas formarán parte del futuro Museu de les Clarisses, que se abrirá a finales de año.

Josep Camacho 07/07/2010


  

Las monjas clarisas de Gandia todavía custodiaban un tesoro más: los frescos de la Sala Capitular del antiguo convento de clausura, un edificio que fue demolido en 1972 para abrir nuevas calles para abrir la villa a extramuros.

El arquitecto Alberto Peñín decidió, afortunadamente, rescatar del derribo estas pinturas murales. Para ello, hace 30 años se encargó a una empresa de Barcelona la complicada labor de arrancarlas y trasponerlas a lienzos, a través de un sistema ya ensayado por los restauradores.

Durante todo este tiempo, estas obras, propiedad de las monjas, han estado custodiadas en el Arxiu Històric Municipal, ya que las clarisas no tenían espacio físico para guardarlas.

El proceso de restauración de estas pinturas comenzó en 2002. Desde hoy, y hasta el 21 de agosto, se pueden admirar en una exposición, en la Casa de Cultura Marqués de González de Quirós.

Las 43 piezas han sido presentadas hoy en rueda de prensa por el historiador de arte y conservador del legado de las clarisas de Gandia, Vicent Pellicer, la restauradora encargada de los trabajos, Silvia Martínez, y el jefe de Políticas de Prosperidad y Empresa, Néstor Novell.

Martínez ha explicado que los trabajos han consistido en un montaje de los lienzos en bastidores a medida para su limpieza superficial, mecánica y química con productos volátiles. “Lo más costoso ha sido la reintegración cromática, porque todavía hay partes que están sin restaurar”.

  


Para Vicent Pellicer, la importancia de estas obras radica en que “son los primeros intentos de trasladar a la pintura los relieves barrocos de madera o yeso que se utilizaban para decorar las cúpulas”.

Pellicer ha observado la gran similitud entre los motivos del techo de la Sala Capitular (que en la exposición se exhibe en el suelo) y la decoración de la cúpula de la iglesia de Santa Maria, en Simat de la Valldigna.

Esta última, de finales del siglo XVII, es obra del padre franciscano Vicent Ferrer, “por lo que las pinturas de Santa Clara, que reproducen motivos similares y tienen el mismo estilo, deben ser del mismo autor”, afirma Pellicer. Las pinturas de la capilla doméstica del antiguo convento de Sant Roc (actual Biblioteca Central), también son parecidas.

La exposición muestra otras pinturas murales, como cuatro escenas dedicadas a la Virgen María, bajo la influencia de Pau de Sant Leocadi, cenefas y zócalos.

Novell ha remarcado que la apertura del futuro Museu de les Clarisses, a finales de año, será “uno de los grandes actos” del V Centenario.

Enviar   Imprimir  



Añade un comentario a esta noticia

Tu comentario
 
Nombre - Obligatorio
 
Correo electrónico (no se mostrará) - Obligatorio
 


Política de privacidad | Aviso legal | Contacto | Publicidad
© Media Serviocio Safor, S.L. - Paseo Germanías 3,1-1 - 46702 - Gandia (ESPAÑA) - Tel. 96 296 62 09

invisible escapades pocket indispensable saforguia

Entrar